miércoles, 7 de octubre de 2015

ENTREVISTA A GUSTAVO AGUILA


Gustavo Aguila no es solo el presidente del CAVP más activo de su historia. Uno puede elegir la introducción que guste: Maestro Fide, coordinador del programa de Ajedrez Escolar en Ministerio de Educación de la ciudad, excampeón del CAVP, escritor. Pero lo que lo distingue ante quien lo conoce es su entusiasmo y su amor por este juego, y su buen humor. Y no caben dudas que quedará en la historia de las personalidades más destacadas del CAVP. Hoy lo encontramos trabajando en las instalaciones del CAVP (como casi todos los días), junto con otros integrantes de la Comisión Directiva y lo llevamos a tomar un café para una breve charla:

¿Cómo estás, Gustavo? Sabés que se acerca el cuarto aniversario de la Comisión Directiva. Ha transcurrido mucha agua bajo el puente, y mi primera pregunta tiene que ver con como te sentís.

Te imaginarás que después de cuatro años de gestión estamos muy contentos y satisfechos por la labor realizada.

No te olvides que empezamos a diagramar este sueño en lo que el amigo Felix Fiszman denominó “La jabonería de Vieytes”, la heladería “Luisito”. Recuerdo que ustedes me alentaban a que tomara la presidencia, y Fiszman me daba el pésame, jaja

Miremos un poco hacia atrás, ¿cómo ves ese comienzo?

La primera tarea fue de reconstrucción, poco había de aquel glorioso círculo: parte del material y su una gran herencia simbólica, la camiseta que teníamos nosotros los que habíamos pasado tantas horas de ajedrez, amistad, filosofía etc.

Yo me planteé dos ejes fundamentales para la gestión que arrancaba: volver al sistema federado con una amplia convocatoria a todos los “viejos actores” y el más importante: refundar la querida escuela, la realidad era que no teníamos desde años un solo chico que se hubiese interesado por formarse y representarnos.

¿Y donde encontrás la satisfacción de la tarea cumplida?

Cuando veo que hoy concurren aproximadamente cincuenta niñas y niños, ocho de ellos tiene ELO, que participan exitosamente en todas las competencias, que de los 12 representantes de la metropolitana en los argentinos sub-10 y 12, 6 eran nuestros y el reciente logro de traernos la copa internacional del Peoncito de Junín, y que querés se te cae alguna lágrima.

Pero también hay que resaltar otros aspectos importantes, un calendario de actividades continuo y variado, torneos que se computan en el ELO. Varios árbitros regionales, y próximamente nacionales.

Una campeona como la querida Marisa, un joven maestro internacional como Kevin, las visitas periódicas de maestros de la talla de Diego Valerga, Alejo de Dovitiis, Ernesto Real de Azúa, Nahuel Díaz,etc. Las clases magistrales de Marcelo Reides, Pablo Lafuente y Fabián Fiorito, todos hitos que hacen a la formación de las nuevas camadas, y de la instalación de la nueva camiseta del club de ajedrez de villa del parque.

Hubo también un avance en el patrimonio del Club, no es así?

Sí, también modernizamos nuestro material, adquirimos cerca de 20 relojes digitales, 12 juegos nuevos, cuatro mesas, etc y un nuevo material bibliográfico que enriquece la querida biblioteca.

El CAVP tiene una historia previa muy valiosa. Que creo que también la nueva comisión estuvo siempre atenta al respeto por su historia, no?

Es verdad, consideramos muy importante mantener la memoria viva de aquéllos que cimentaron la gloria de este espacio ajedrecístico.

El homenaje a Alberto Foguelman y la vitrina que lo recuerda nos enorgullece porque es un faro que nos ilumina.

Comparto eso! Gustavo, en esta sociedad del conocimiento donde se ha revolucionado la manera de comunicarse, ¿cómo hace un club de ajedrez para subsistir en esa marea de información?

Las redes sociales y todo lo que posibilita internet es imprescindible hoy en día para la comunicación con los “clientes”, nos encanta nuestro blog, el grupo y perfil de facebook y la página del club a relanzarse en estos días.

Y más allá de las redes, ¿cómo nos ves posicionados en relación a nuestra comunidad?

La apertura a la comuna 11 es estratégica, necesitamos que los vecinos sepan de la labor que silenciosa (salvo cuando están los chicos, ja) y tesonera que venimos realizando, junto al Devoto Chess Club organizamos un sub-2000, un sub-14 y un superior. Y queremos seguir ideando estas acciones comunitarias.

Por último, dejanos una mirada hacia el futuro.

Hay una realidad, la sala nos está quedando chica, barajamos distintas posibilidades, no es fácil tomar una decisión tan arriesgada pero sí…. Me imagino el futuro del nuevo club en un lugar más amplio con una oferta mayor de actividades manteniendo el eje en la formación de nuevas camadas.

Queremos que la institución tenga equipos competitivos en todas las categorías que esos equipos viajen por todo el país representándonos.

Nos enorgullece haber visto, nuestra bandera flameando en Junín bajo la custodia de las familias que concurrieron.

Muchas gracias, Gustavo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada